Buscar este blog

lunes, 24 de agosto de 2015

Jonás y el gran Pez: 10 Razones de porqué es una gran farsa.




Hay historias Bíblicas que si se miran desde un punto de vista ajeno al religioso, resultan cuando menos risibles, ridículas o simplemente absurdas.

Prácticamente todo el santo libro está plagado de este tipo de historias, pero ésta que analizaremos hoy está bastante alejada del resto, al punto que debería estar al menos entre los tres primeros relatos Bíblicos que retan la lógica y lo medianamente racional.

Y... evidentemente hablamos del increíble relato de Jonás y el “gran pez”.

Son tantos los absurdos y barbaridades de esta historieta... que debemos dividirla en 10 puntos para evaluarla en su correcta medida.

______________



1) La Farsa de Nínive.


En los siguientes versículos podemos ver que Jonás vivió en la epoca del rey Jeroboam II durante su primer reinado; supuestamente hacia el 780 a.C.

2 Reyes 14,24-25

24 E hizo lo malo ante los ojos de Jehová, y no se apartó de todos los pecados de Jeroboam hijo de Nabat, el que hizo pecar a Israel.

25 El restauró los límites de Israel desde la entrada de Hamat hasta el mar del Arabá, conforme a la palabra de Jehová Dios de Israel, la cual él había hablado por su siervo Jonás hijo de Amitai, profeta que fue de Gat-hefer.


Y ya en el versículo 2 del primer capitulo del libro de Jonás... podemos notar la primera contradicción – anacronismo:

Jonás 1:2

Levántate y ve a Nínive, aquella gran ciudad, y pregona contra ella; porque ha subido su maldad delante de mí.


Según esto, Nínive era una “gran ciudad” en tiempos de Jonás; algo completamente falso.

Nínive si fue una “gran ciudad”, inclusive la capital del imperio Asirio cuando Judá en el reinado de Menasés, pagaba tributo a Asiria; pero en tiempos del Jonás, Nínive se encontraba en decadencia y no era una amenaza. Solo una pequeña ciudad de provincia. En la epoca de Jonás, la capital de Asiria y “gran ciudad” era Calaj que lo fue durante 5 siglos desde el reinado de Salmanasar.

No fue sino hasta casi un siglo después de Jonás que Nínive vuelve a la palestra cuando el rey Senaquerib establece la residencia real allí. (1)

Son los hechos históricos un mal asunto para la credibilidad del relato.


______________



2) Jonás el tonto.


Jonás 1,1-3

1:1 Vino palabra de Jehová a Jonás hijo de Amitai, diciendo:

1:2 Levántate y ve a Nínive, aquella gran ciudad, y pregona contra ella; porque ha subido su maldad delante de mí.

1:3 Y Jonás se levantó para huir de la presencia de Jehová a Tarsis, y descendió a Jope, y halló una nave que partía para Tarsis; y pagando su pasaje, entró en ella para irse con ellos a Tarsis, lejos de la presencia de Jehová.


¡Dios le habla a Jonás!!!

Al parecer en aquella época Dios se comunicaba con más frecuencia con los seres humanos... hoy en día ha quedado solo para tostadas y manchas en paredes.

Ok... Dios le habla a Jonás y le ordena que vaya a predicar a Nínive.

El inteligente Jonás intenta “huir de la presencia de Dios” y se embarca para Tarsis y así poder estar “lejos de la presencia de Jehová”

Ehhh... ¿Qué clase de profeta, juez o iluminado es Jonás que no sabe que Dios es Omnipresente?

¿Ese es el tipo que Dios eligió para salvar Nínive?.. ¡Uno que ni siquiera sabe las cualidades de Dios!!!

¡No seas idiota Jonás!!!, ¡Dios te verá y perseguirá sin importar donde te escondas!!!

Ademas... ¿Acaso Jonás no conoce las antiguas historias Bíblicas de desobediencia a Dios? El que no obedecía su sagrado designio... ¡Castigo!!!

Si todos los profetas de Dios son tan tontos y desubicados como Jonás... ya vemos porque el mundo es un desastre.



_______________



3) Dios controla la naturaleza.


Muchos Cristianos afirman que Dios es el responsable de todo lo que ocurre en el universo... “Ni una hoja de un árbol cae al suelo sin el permiso de dios”.

Pero cuando les decimos que si eso es cierto, Dios es responsable de los fenómenos de la naturaleza que son perjudiciales para el hombre: terremotos, tsunamis, avalanchas, etc. Los Cristianos suelen responder a esto: “No, no, no; Dios no es responsable de eso. Así es la naturaleza.”

Pero...

Jonás 1:4

Pero Jehová hizo levantar un gran viento en el mar, y hubo en el mar una tempestad tan grande que se pensó que se partiría la nave.


¡Es cierto!!!

¡Dios controla las tempestades y desastres naturales!!! (inclusive a propósito para hacer daño a personas)

Así que, amigo lector, cada vez que vea por las noticias esos terremotos, inundaciones y volcanes que matan a cientos de personas... recuerde que Dios está detrás de todo eso como responsable directo e inequívoco.

Éste versículo de Jonás lo deja muy en claro.


_________________




4) Entre marineros indecisos y pasajeros dormilones


Jonás 1,5-16

1:5 Y los marineros tuvieron miedo, y cada uno clamaba a su dios; y echaron al mar los enseres que había en la nave, para descargarla de ellos. Pero Jonás había bajado al interior de la nave, y se había echado a dormir.
1:6 Y el patrón de la nave se le acercó y le dijo: ¿Qué tienes, dormilón? Levántate, y clama a tu Dios; quizá él tendrá compasión de nosotros, y no pereceremos.
1:7 Y dijeron cada uno a su compañero: Venid y echemos suertes, para que sepamos por causa de quién nos ha venido este mal. Y echaron suertes, y la suerte cayó sobre Jonás.
1:8 Entonces le dijeron ellos: Decláranos ahora por qué nos ha venido este mal. ¿Qué oficio tienes, y de dónde vienes? ¿Cuál es tu tierra, y de qué pueblo eres?
1:9 Y él les respondió: Soy hebreo, y temo a Jehová, Dios de los cielos, que hizo el mar y la tierra.
1:10 Y aquellos hombres temieron sobremanera, y le dijeron: ¿Por qué has hecho esto? Porque ellos sabían que huía de la presencia de Jehová, pues él se lo había declarado.
1:11 Y le dijeron: ¿Qué haremos contigo para que el mar se nos aquiete? Porque el mar se iba embraveciendo más y más.
1:12 Él les respondió: Tomadme y echadme al mar, y el mar se os aquietará; porque yo sé que por mi causa ha venido esta gran tempestad sobre vosotros.
1:13 Y aquellos hombres trabajaron para hacer volver la nave a tierra; mas no pudieron, porque el mar se iba embraveciendo más y más contra ellos.
1:14 Entonces clamaron a Jehová y dijeron: Te rogamos ahora, Jehová, que no perezcamos nosotros por la vida de este hombre, ni pongas sobre nosotros la sangre inocente; porque tú, Jehová, has hecho como has querido.
1:15 Y tomaron a Jonás, y lo echaron al mar; y el mar se aquietó de su furor.
1:16 Y temieron aquellos hombres a Jehová con gran temor, y ofrecieron sacrificio a Jehová, e hicieron votos.



Es muy curiosa e inverosímil la actitud de los marineros ante la tormenta.

En el versículo 5 podemos notar que la creencia de los Marineros es muy variada ya que “cada uno clamaba a su dios”. Obviamente oraban y rogaban a sus dioses por que amainase la tormenta.

Pero Jonás, al ver la enorme tormenta que casi hunde el barco, simplemente decide: - Nahh, mejor bajo y me tomo una siesta.

Y mientras todos están asustados, Jonás está roncando en el interior de la nave. Al ver eso el capitán le dice: - Ea! Dormilón! ¡Despierta que nos hundimos!!!

Echan suertes. Jonás pierde y confiesa que la tormenta es por su cobardía.

Y ocurre un increíble cambio en la creencia de los marineros. Se olvidan por completo de sus dioses y comienzan a creer en el Dios hebreo. Hasta tal punto que:

Jonás 1:14

Entonces clamaron a Jehová y dijeron: Te rogamos ahora, Jehová, que no perezcamos nosotros por la vida de este hombre, ni pongas sobre nosotros la sangre inocente; porque tú, Jehová, has hecho como has querido

La frase final del versículo declara que al parecer conocían muy bien a Jehová.

Arrojan al perezoso Jonás al mar y se calma la tempestad. Y...

Jonás 1:16

Y temieron aquellos hombres a Jehová con gran temor, y ofrecieron sacrificio a Jehová, e hicieron votos.

Luego de un redundante temor, los marineros hacen sacrificios a Jehová.

¿Sacrificios?

¿Había animales para sacrificar en el barco o simplemente sacrificaron a un marinero que se descuidó?

Bueno... ya sabemos que a Dios le encantan los sacrificios animales y no le molestan los sacrificios humanos:



________________



5) ¿Pez, ballena, monstruo marino u ovni?


Jonás 1:17

Pero Jehová tenía preparado un gran pez que tragase a Jonás; y estuvo Jonás en el vientre del pez tres días y tres noches.


Es aquí donde comienza la guerra dialéctica/zoológica con respecto a... ¿Qué animal se tragó a Jonás?

La gran mayoría de los Cristianos insisten en:

- Si la biblia dice que se lo tragó un pez; entonces fue un pez. ¡Punto!

Dos cosas que objetar.

La primera y más obvia. Ningún pez tiene el tamaño ni la capacidad de tragarse a un ser humano. ¡Punto!

Y segundo... ¿Sabía usted amigo lector que varias versiones bíblicas dicen que el animal que se tragó a Jonás fue una ballena?

Sip... Aunque las versiones más conocidas dicen simplemente “gran pez”; otras versiones dicen cosas muy interesantes, principalmente en la referencia que hace Jesús en el evangelio de Mateo sobre Jonás y sus vacaciones en en animalito:

La Biblia de las Américas
Porque como estuvo jonas en el vientre del monstruo marino tres dias y tres noches, así estará el hijo del hombre tres días y tres noches en el corazón de la tierra.

La Nueva Biblia de los Hispanos
Porque como estuvo jonas en el vientre del monstruo marino tres dias y tres noches, así estará el hijo del hombre tres días y tres noches en el corazón de la tierra.

Reina Valera Gómez
Porque como estuvo Jonás en el vientre de la ballena tres días y tres noches; así estará el Hijo del Hombre tres días y tres noches en el corazón de la tierra.

Reina Valera 1909
Porque como estuvo Jonás en el vientre de la ballena tres días y tres noches, así estará el Hijo del hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches.

Biblia Jubileo 2000
Porque como estuvo Jonás en el vientre de la ballena tres días y tres noches, así estará el Hijo del hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches.

Sagradas Escrituras 1569
Porque como estuvo Jonás en el vientre de la ballena tres días y tres noches, así estará el Hijo del hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches.

King James Bible
For as Jonas was three days and three nights in the whale's belly; so shall the Son of man be three days and three nights in the heart of the earth.

English Revised Version
for as Jonah was three days and three nights in the belly of the whale; so shall the Son of man be three days and three nights in the heart of the earth.

Vulgata
40sicut enim fuit Ionas in ventre ceti tribus diebus et tribus noctibus sic erit Filius hominis in corde terrae tribus diebus et tribus noctibus
(Donde “ceti” significa Ballena”)


Inclusive, la versión griega dice:

Greek Orthodox Church 1904
ὥσπερ γὰρ ἐγένετο Ἰωνᾶς ὁ προφήτης ἐν τῇ κοιλίᾳ τοῦ κήτους τρεῖς ἡμέρας καὶ τρεῖς νύκτας, οὕτως ἔσται ὁ υἱὸς τοῦ ἀνθρώπου ἐν τῇ καρδίᾳ τῆς γῆς τρεῖς ἡμέρας καὶ τρεῖς νύκτας.
(Donde “κήτους” significa ballena)

Podemos notar que el nombre del animal que engulló a Jonás, va a depender mucho de la versión Bíblica que el lector utilice. En la gran mayoría Jesús afirma muy claramente que Jonás fue tragado por una Ballena o “monstruo marino”.

Y resulta no menos curioso que en la versión Reina valera 1960, en Mateo 12,40 diga “Gran pez”, mientras en la versión anterior de 1909 dice “Ballena”

RV1909
Mateo 12:40
Porque como estuvo Jonás en el vientre de la ballena tres días y tres noches, así estará el Hijo del hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches.

¿Podría usted, amigo lector Cristiano, explicar ese cambio de animal de una versión bíblica a otra?

Ahh... y hay que recordar por si hay algún despistado entre los lectores... ¡Las ballenas NO son peces!


Y por último; no es de sorprender que de vez en cuando se encuentren extrañísimas explicaciones para con esta historia de Jonás; al punto que algunos afirman (muy seriamente) que en realidad fue un monstruo marino prehistórico quien saboreó a Jonás, o inclusive, visitantes de otros mundos con embarcaciones marinas parecidas a submarinos y que ante los ojos atónitos de los pescadores de la historia... parecerían peces muy grandes o ballenas.


____________



6) Zoología cetácea.


Cuando el cristiano deja de lado el afán de “¡A Jonás se lo tragó un pez!!” y sensatamente decide admitir que en realidad pudo ser una ballena; comienza otra discusión:

¿Qué especie de ballena se tragó al pobre Jonás?

Aquí los cristianos que se empeñan en defender la veracidad de la historia deciden volverse zoologos y generalmente se decantan por dos especies: o el tiburón ballena o un cachalote.

Ésta afirmación la suelen hacer porque estas dos especies de animales marinos tienen una garganta lo suficiente amplia como para engullir a una persona entera; cosa que el resto de las ballenas y escualos no poseen.

Pero de hecho, éstas dos especies NO suelen comerse presas del tamaño de un ser humano. En ambos casos lo más grande que ha llegado a reportarse son pulpos o calamares de tamaño promedio. Suele ser producto de leyendas y fantasías la célebre imagen de un cachalote luchando contra calamares gigantes.

En el caso particular del tiburón ballena (Rhincodon typus), nunca se ha reportado un caso de ataque a algún ser humano. De hecho, son bastante cariñosos y juguetones con los buzos y para nada agresivos o peligrosos. Su alimentación se basa en fitoplancton, necton, macro algas, y krill, pero a veces también lo hace de crustáceos, como larvas de cangrejo, calamares, y bancos de peces pequeños, como las anchovetas, sardinas, caballa, y atún.

El suponer que pudo tragarse un ser humano caen en el maravilloso e inverosímil mundo de la fantasía cristiana.


_____________



7) El increíble e indigerible Jonás.


Vamos a otro punto interesante que suele ser un álgido tema en la discusión sobre la historia de Jonás:

¿Puede sobrevivir una persona tres días dentro de un pez/ballena?

Creo que la respuesta es más que obvia... ¡No!

Hay muchas razones básicas y sencillas para suponer que un ser humano no puede acampar dentro de un pez y salir a los tres días como si nada.

- Oxígeno. La ausencia de aire para respirar es incompatible con la vida. Pretender que una persona puede estar en el estómago de una ballena y poder respirar es como mínimo risible.

He leído por ahí excusas cristianas francamente descabelladas sobre el asunto; desde que “a veces hay aire suficiente en el estomago del pez para respirar en forma de burbujas” hasta que “el agujero dorsal de las ballenas le proporcionó suficiente aire a Jonás para poder respirar”.

- Ácidos estomacales. Obviamente el estomago del cetáceo/íctido segrega ácidos y enzimas para digerir el alimento. Jonás habría sido desecho rápidamente producto de éstos jugos estomacales.

- Ahogamiento por inmersión. El estómago de estos animales suele estar lleno de agua de mar. Un ser humano moriría rápidamente ahogado.

- Compresión digestiva. Pretender que Jonás estuvo tres días en el estómago del pececito sin pasar al tracto digestivo posterior es ridículo. Los movimientos digestivos naturales hace que los alimentos recorran los intestinos del animal para absorber los nutrientes. El estómago y el resto del aparato digestivo suele comprimir y macerar las sustancias alimenticias para facilitar su absorción. El estómago de las ballenas puede ejercer hasta 500 libras de presión, similar a la fuerza con la que un perro de 4.5 kg golpearía un parabrisas de un auto que circulara a 22 km por hora.

La pared muscular de la primera parte de algunas especies puede llegar a medir hasta 7,5 cm de grosor. En poco tiempo el infortunado Jonás se habría convertido en papilla listo para ser absorbido por las vellosidades intestinales.

Las excusas y explicaciones ofrecidas por algunos atrevidos cristianos para justificar el alojamiento de Jonás en la barriguita del animal son francamente... desquiciadas.

Por ahí leí algunas en foros de discusión cristiana sobre este tema:

Efectivamente la tormenta cesó y Jonás fue tragado por un enorme pez. (Este hecho, extraordinariamente raro, es sin embargo posible. Hay ballenas, llamadas en ingles "Fin-Buck," que alcanzan 88 pies de largo. En el estómago tienen de cuatro a seis compartimentos, en cada uno de los cuales cabrían varios hombres. Las ballenas tienen respiración aérea y en su cabeza tienen cámara de reserva de mucho aire (686 pies cúbicos). Se encontraron en los estómagos de las ballenas restos de animales y hasta hombres vivos. La ballena-tiburón, de 70 pies de largo, también puede contener a un hombre sin dañarlo físicamente).

O también:

Dios era de lograr esto si Él deseara; negar la posibilidad de un milagros es ateísmo. El acontecimiento real de este milagro en particular esta suficientemente sustentado por las afirmaciones Bíblicas, y doblemente confirmado según el testimonio de Cristo. Animales enteros tan grande o más grande que un hombre han sido encontrados en los estómagos de la ballena esperma, el tiburón ballena y el tiburón blanco.


Y es que a veces, la única respuesta "sensata" para explicar este suceso (desde el punto de vista Cristiano) es admitir simple y llanamente que fue un milagro que rompió con todas las reglas de la fisiología básica.

Es decir, que Dios en su omnipotencia, diseñó un “pez” especialmente para que se tragase a Jonás, que tuviese oxígeno en su estómago y que los movimientos gástricos y la secreción de jugos y enzimas se detuviesen solo con la intención de torturar al pobre Jonás durante tres días por no obedecerle en algo que seguramente en su omnisciencia ya sabía.

Esa parece ser la mejor explicación cristiana hasta el momento.

________________



8) James Bartley, el “Jonás moderno”


A veces algunos cristianos pretender darle un carácter más creíble a la posibilidad de que una persona sobreviva dentro de un pez/ballena y utilizan la trillada historia de James Bartley.

- Cristiano oceanógrafo y biólogo marino: ¡Claro que la historia de Jonás pudo suceder!!!, de hecho hay personas que han sido tragadas por ballenas y han sobrevivido. Ahí tienes a James Bartley.


La historia suele presentarse así:

El curioso caso de James Bartley, acontecido en 1891, suscitó una peculiar controversia porque, debido a lo extraordinario del suceso se hacía difícil de creer.
Todo comenzó cuando este marinero, enrolado como aprendiz en su primer viaje en el ballenero "Star of the East", fue engullido por una ballena cerca de las islas Malvinas.
Según la mayoría de las historias, fue avistada una ballena, los barcos se pusieron en marcha haciendo uso de sus arpones y cazaron con éxito a la ballena.
En la violencia que siguió, sin embargo, uno de los barcos más pequeños se volcó, lanzando dos miembros de la tripulación al mar. Uno de ellos se ahogó y el otro, este hombre del relato, llamado James Bartley, desapareció.
Transcurridas unas horas la ballena fue presa, a su vez, del propio ballenero de Bartley, que ignoraba que su camarada desparecido estaba a unos metros de grasa de ellos. Caía el sol cuando se inició el despiece del animal y no se concluyó hasta el día siguiente. Al alba se reiniciaron las labores, y al llegar hasta el vientre, un descomunal bulto llamó la atención de los marineros. Pensando hallar un tiburón o algún pez de gran tamaño lo rajaron y, ante su sorpresa, como salido de un armario, cayó desplomado su compañero. Estaba sin sentido,demacrado (por los jugos gástricos según se especuló) pero respiraba débilmente.
Al parecer la experiencia fue similar a un parto, pero a la inversa. Entró con los pies por delante y acabó como un nonato en algo parecido a un útero. Su cuerpo se había abierto paso suavemente, como el cuchillo entre la mantequilla, a través de los pliegues del estómago del cetáceo. Su destino final fue una especie de buche en el que cabía cómodamente, incluso se podía estar de pie, y donde compartía estancia con otros peces que habían corrido la misma suerte que él. Todo ello deducido a oscuras, palpando en aquel lugar oscuro y fétido. La falta de oxígeno y la enviciada atmósfera, de un calor asfixiante, le hicieron perder el conocimiento.
La mayoría de las historias también incluyen una descripción detallada de lo que Bartley vivió y sentió durante su su "viaje" dentro de la ballena. Dijo que se recordaba volando por el aire cuando la ballena golpeó el bote con su cola, y de repente se encontró en la oscuridad deslizándose por una tubería sin obstáculos de ningún tipo. Luego entró en una zona más grande marcada por una sustancia viscosa que parecía rehuir su contacto. Por último, se dio cuenta de que estaba dentro de la ballena. Contó que no podía respirar, y que hacía mucho calor allí...
Una vez fuera y tras tres meses inconsciente, Bartley recobró el sentido y pudo llevar una vida casi normal. Nunca recuperaría su tono de piel y vería con alguna dificultad (otras versiones cuentan que al hayarlo los compañeros lo rociaron con agua de mar, lo acomodaron en la cabina del capitán y después de un par de semanas de recuperación, estaba de regreso en el trabajo).
El caso se hizo tremendamente popular y se publicaron numerosas noticias, informes y relatos de supuestos testigos de aquel fenomenal caso, con fervorosos partidarios y también detractores.

Del lado de los primeros los hubo incluso prestigiosos. En 1914,Monsieur de Parville, director científico del Journal des Débas, repasó la documentación existente y llegó a la conclusión de que el caso había sido médicamente posible.

Bartley, siempre según la leyenda, no volvió a navegar nunca más y se instaló en Gloucester, su ciudad natal, donde trabajaría como zapatero remendón. Murió en 1909 y en su tumba se podía leer el epitafio: “James Bartley 1870-1909. Un Jonás moderno”.


Inclusive se dice que los periodicos locales publicarón noticias que decían cosas como: “La piel de Bartley expuesta a la acción de los jugos gástricos sufrió un cambio dramático. Se le blanquearon la cara y las manos hasta adquirir una palidez mortal, y se le había arrugado la piel, como si lo hubieran dejado a medio cocer”.

Pero claro, como siempre ocurre con este tipo de historias “verídicas” que se utilizan para apoyar alguna metida de pata bíblica... todo es falso.


La investigación definitiva sobre esta historia fue realizada por Edward B. Davis, profesor de Messiah College en Grantham, Pennsylvania.

Fue curioso tratar de documentar la historia, que fue tantas veces repetida en la literatura cristiana y que incluso había encontrado un lugar en varios comentarios de la Biblia.
Su investigación se resume en un artículo en «The American Scientific Affiliation ', publicado en 1991.
Davis no sólo recorrió los archivos de periódicos, documentos originales y bibliotecas, sino que pasó incluso un tiempo en Inglaterra rastreando algunas de las fuentes. Verifica, por ejemplo, que en realidad si había habido un buque llamado el “Star of the East” y que su capitán era un hombre llamado J B Killam.

El resultado de la investigación de Davis fue que no pudieron encontrar ninguna evidencia creíble para apoyar la historia de James Bartley. De hecho, se encontraron elementos de prueba que hicieron que la historia pareciese más cuestionable. Lo primero que descubrió es que el navío en el que viajaba Bartley, el Star of the East, en realidad no era un ballenero como se había referido, y ni siquiera se cazaban ballenas en las Falklands en aquella época.

Comprobó un informe que decía que Bartley había sido tratado en un hospital de Londres para remediar los efectos de los jugos gástricos de la ballena en la piel, pero no pudo encontrar ninguna justificante de ello.
Cuando leyó los documentos sobre el viaje en particular, durante el que ocurrió el presunto incidente con la ballena, James Bartley no figuraba como miembro de la tripulación. Y la mujer del capitán estaba convencida de que nadie de la tripulación se había perdido en el mar.
Una de las presuntas fuentes de la historia de James Bartley fue un artículo de un periódico publicado en Great Yarmouth, en la costa este de Inglaterra.
Davis, visitó el puerto y encontró un artículo que daba cuenta de la historia, pero no ofrecía nada para ayudar a verificar los hechos de la misma.
También encontró una historia de ballenas con fecha de 1891 (el mismo año que la mayoría de las historias sobre James Bartley).
Según la historia, una ballena rorcual causó un revuelo cuando llegó cerca de la costa frente a la ciudad de Gorleston, cerca de Great Yarmouth. Arremetió contra el muelle de la ciudad y quedó varada mientras era perseguido por varias embarcaciones.
La ballena se convirtió en una celebridad local y fue conocida como "la ballena Gorleston". Cuando su cadáver fue recuperado sirvió de exposición durante un par de días, luego un taxidermista la arregló y se muestra en el Acuario de Westminster, en Londres.
Según Davis, con dos de los recortes que encontró sobre la ballena Gorleston, entre ellos uno escrito dentro de los días del evento, la historia se había "inspirado en una serie de cuentos exagerados".

Fuente: "Man in a Whale's Stomach / Rescue of a Modern Jonah", publicado en el periodico Yarmouth Mercury newspaper de Great Yarmouth en England. Página 8.


Por eso, amigo lector cristiano, deje de utilizar la historia de Bartley como ejemplo para apoyar la fantasía Bíblica de Jonás y sus vacaciones de tres días dentro del pez.


_____________________



9) El caprichoso y manipulador Dios.


Y claro... No podía faltar ese carácter tan manipulador y quisquilloso de Dios que tanto suelen ignorar los Cristianos pero que en ésta historia de Jonás se hace más que evidente.

Ya no es de extrañár que Dios utilice a los animales para realizar su “trabajo sucio:

Jonás 1:17

Pero Jehová tenía preparado un gran pez que tragase a Jonás; y estuvo Jonás en el vientre del pez tres días y tres noches.

Dios, en su omnisciencia, ya tenía preparado al “gran pez” para que, a pesar de la fuerte tormenta, subiese a la superficie y estuviese atento y con la boca abierta para tragarse al desventurado Jonás.

Dios domina y manipula a los animales para realizar sus oscuros propósitos. Ésto no es de extrañar ya que hemos visto en innumerables ocasiones como en la Biblia abundan ejemplos de cómo Dios se vale de animales para cumplir sus sagrados designios.



Y no podía faltar la confirmación absoluta de que Dios es Dios y hace lo que le venga en gana sin importarle nada:

Jonás 1:14

Entonces clamaron a Jehová y dijeron: Te rogamos ahora, Jehová, que no perezcamos nosotros por la vida de este hombre, ni pongas sobre nosotros la sangre inocente; porque tú, Jehová, has hecho como has querido


Sip; Dios hace lo que desea, cuando sea y como sea, sin importar el sufrimiento de animales o personas. Mucha razón tenían los desventurados marineros en temer a tan inestable y caprichoso Dios.

Ésta característica de Dios está tan arraigada entre los cristianos que hasta la utilizan como excusa y defensa ante las barbaridades y absurdos que presenta el santo libro:



__________________



10) Jonás, una historia para niños o ilusos.


Si amigo lector. Pretender que la historia de Jonás, no solo puede ser plausible, sino de calificarla como un “hecho real”, es francamente ingenuo e infantil. (De hecho se le suele relacionar con el cuento de Pinocchio)

Por simple sentido común se nota a leguas que es simplemente una fábula basada en el conocimiento primitivo que se tenía de éstos animales marinos y que es utilizada para mostrar el poder de Dios y como puedes meterte en serios aprietos (tan apretados como el estómago de un pez) si no obedeces a Dios.

Y las explicaciones que suelen ofrecer son casi tan torpes y frágiles como la historia misma.

Veamos un corto ejemplo:

¿cómo sobrevive Jonás?

En cuanto a si un hombre podría sobrevivir "tres días y tres noches" en tales condiciones, hay tres respuestas posibles que podrían ser sugeridas en la defensa de la narrativa Bíblica.
1) Naturalmente: En primer lugar, ha sido establecido que la frase "tres días y tres noches" en el uso antiguo hebreo era una expresión idiomática que significa simplemente "tres días," y era aplicable aunque el principio y el final de los días del período eran sólo días parciales. Así esto podría arrojar a un período tan corto como aproximadamente 38 horas. Existe siempre algo de aire en el estómago de la ballena, y, mientras el animal que esta ha tragado se encuentra con vida, la digestión no comenzará. Así que la experiencia de Jonás posiblemente podría haber pasado completamente con el marco natural de la ley.
2) Milagro: Es una probabilidad, que el acontecimiento haya implicado un milagro divino, como la Escritura lo afirma. "El gran pescado" ha sido preparado y enviado a juro, como fue la intensa tormenta que amenazó al barco en el que Jonás viajaba. La tormenta se cesó en cuanto Jonás había sido echado al agua (Jonás 1:4, 15). En una manera, era bastante probable que Dios la vida de Jonás conservará milagrosamente hasta el final de la experiencia que lo horrorizó.
3) Resurrección. Una tercera posibilidad consiste en que Jonás en realidad se asfixio y murió en el gran pescado y luego Dios más tarde lo devolvió de los muertos. Hay al menos ocho otras tales “resurrecciones” registradas en la Biblia, así como la resurrección gloriosa corporal de Cristo, siendo de igual forma, la experiencia de Jonás en particular un signo profético como lo dijo Cristo.Motivado también a las oraciones de Jonás, cuando dijo: "...Invoque en mi angustia a Jehová y él me oyó; desde el seno del Seol clamé, y mi voz oíste" (Jonás 2:2). De cualquier perspectiva, esto era una experiencia poderosa, claramente conocida y cierto en sus días, probablemente contribuye en el grado significativo el hecho que toda la gente de Níneve se arrepentido y se volvieron al Dios (Jonás 3:5) cuando Jonás fue devuelto "de los muertos," tal como fue, él les predicó. Hasta en los día de Jesús, era tan conocido que Él podría usarlo como "Símbolo" de Su propia muerte y resurrección, que debía constituir la prueba suprema de Dios de la deidad de Su Hijo y el gran trabajo de salvación (la que Él lograría en la cruz para todos aquel que lo recibiera). "...Pero ahora Dios ordena que todos los que habitan este mundo se arrepientan y sólo a él obedezcan.

Fuente: http://www.christiananswers.net/spanish/q-eden/edn-t004s.html


No puede uno menos que sonreír ante la ingenuidad y la desesperación de éste tipo de excusas-explicaciones sobre el cuento de Jonás y el pescadito.

Por eso, amigo lector Cristiano, no insista en defender histórica o científicamente este absurdo de Jonás y sus aventuras acuáticas. La ciencia, el sentido común y sobretodo la Realidad son cosas que juegan muy en contra de la veracidad de nuestro amigo Jonás y su asombrosa y evidentemente ficticia aventura haciéndola muy difícil de tragar.



(1) Isaac Asimov “Guía del Antiguo Testamento” capítulo 32 Nínive.




Ver:
Contradicciones Bíblicas: 
Jesús y la noche desaparecida.


Ver:
Análisis Bíblico

Ver:
Top 10. Los Misterios de la Biblia

Ver:
Top 10 Amenazas Cristianas




   
Ver:
De por qué Dios odia a los Ateos


Ver:
De por qué Dios odia a los Blasfemos

Ver: Lo Sobrenatural Hoy... 
¿Está presente Dios en el Mundo Actual?


Ver: Curaciones milagrosas. 
Punto de vista Ateo

Ver: La Probabilidad de Escuchar a Dios. 
Las Comunicaciones Sobrenaturales Divinas.

Ver: Guía para el Cristiano novato que desea convertir Ateos en Creyentes



Ver Artículos sobre: 
Los 10 Mandamientos 

Ver Artículos sobre: 
Oraciones Cristianas

Ver: ¿Nadie ha visto a Dios?


                          

ARTICULOS RELACIONADOS




“El escepticismo es el primer paso hacia la verdad”

Denis Diderot